El Arte de Preguntar y Pedir

¿Como podemos hacer que la gente pague por la música.? ¿Será la pregunta correcta.?

kulturtado

“No hagan que la gente pague por la música. Déjenlos pagar”

Amanda Palmer

amandaFoto: www.popmatters.com

Siempre me ha costado preguntar, lo reconozco. No tanto pedir. He sido muchas veces esa clase de persona de “pregunta tú”. Aunque, poco a poco, he ido educándolo y ya no me supone tanto esfuerzo.

Creo que ese ahogo que sienten algunas personas hay que superarlo. Las chicas, en general, no tienen ningún miedo a lanzarse y a plantear cualquier tipo de duda. Observando su desparpajo he aprendido mucho.

Este miedo viene definido por la inseguridad; a veces por la comodidad y la pereza y otras, simplemente, por miedo a sentirnos estúpidos. Razones, todas ellas, cargadas de un trasfondo de ridículo que nos anula inútilmente.

No tengo la solución al problema pero lo que sí puedo decirles, es que nadie nace sabiendo y que el mero hecho de preguntar puede aclararnos una…

Ver la entrada original 547 palabras más

Un credo de beso

Desearía romper la noche con un credo de beso, un baño de sangre fuerte y etéreo como la montaña dando a luz.
Los postes sangrando. Las manos abiertas de castigos por la verdad.
Las llagas son millas lejanas como fronteras del olvido. Y los cuerpos han mostrado que sólo son autos frágiles
y portadores del rencor.
Desearía abrirme en un hoyo para no ver la injusticia de las guerras, correr como cordero hasta su pastor y refugiarme en sus piernas, llorar como cachorro perdido en la tierra.
Ser un campo de venas abiertas a la indiferencia y nacer en destellos del bosque, comer un día con victorias sádicas e inmortales.
Romper las espaldas de la noche y dejar inválida la ceguera del hombre, cultivar besos como nacen estrellas, arrancarme lo mortal y venderlo por la paz, escribir sin lágrimas,
sin tristezas, por esta tierra que se pudre en espera.

Nathanael Marín.